Si estamos pensando ya en reservar una semana de vacaciones en un apartamento cerca de la costa debemos conocer cuales son los pormenores de su funcionamiento.

Es la adquisición de un derecho de aprovechamiento por turnos, que confiere a su titular la facultad de disfrutar de forma exclusiva, y durante un periodo determinado del año, de este inmueble, así como de los posibles servicios complementarios que pudiera tener como zonas comunes tales como piscina o instalaciones deportivas.Esta modalidad de vacaciones ha proliferado en nuestro país sobre todo en Andalucia, Levante y Canarias.

¿Cómo funciona este sistema?

La empresa propietaria del inmueble es quien, previa consecución de las licencias oportunas, puede establecer este sistema de aprovechamiento. Además, el propietario está obligado a tener una póliza de seguro durante toda la promoción y hasta la venta de todos los derechos de aprovechamiento por turnos. Este seguro serviría para indemnizar a terceros por daños y perjuicios que pudieran generarse hasta que tenga lugar la venta final.

En el contrato que firmemos si nos decantamos por este tipo de turismo o aprovechamiento por turno de una propiedad ha de constar:

– fecha de su celebración del contrato,

-los datos de referencia de la escritura donde se constituyó este régimen de aprovechamiento por turnos, y la fecha de la extinción de dicho derecho,

– la descripción del edificio, su situación y la indicación específica de qué turno se compra. Es fundamental que se concreten los días y horas de comienzo y finalización del mismo.

-Precio que hay que pagar por el derecho, así como el importe de la cuota anual de mantenimiento,

– el derecho que existe de que ese contrato se formalice en escritura pública y se inscriba en el Registro de la Propiedad.

Los inconvenientes del aprovechamiento por turno son:

No siempre es viable el disfrute del apartamento ideal y que atiende a nuestras expectativas todos los años y en la misma fecha y finalmente se deja de usar, convirtiéndose la multipropiedad en una fuente de gastos innecesarios, ya que la cuota anual de mantenimiento suele ser de coste elevado.

-Los gastos de mantenimiento van a variar dependiendo de las carácteristicas de cada alojamiento y de las prestaciones que incluya su disfrute pero no suelen bajar de 400 € al año, pudiendo darse períodos en los que se generan derramas y subidas del importe original para compensar la morosidad.

Otro inconveniente es como deshacernos de este derecho a la percibir que no satisface nuestras expectativas iniciales. Hay usuarios que dejar de pagar las cuotas,lo que habilita al propietario para resolver el contrato, pero la deuda permanece.

La Ley dice de que en caso de que se haya incumplido el deber de información que establece la Ley el consumidor podrá resolverlo en el plazo de tres meses, a contar desde la fecha del contrato, sin que se le pueda exigir pago o gasto alguno.

Si se ha faltado a la veracidad en la información suministrada al consumidor, éste podrá además, instar la acción de nulidad del contrato conforme a lo dispuesto en los artículos 1.300 y siguientes del Código Civil.

Las principales recomendaciones para evitar ser víctima de fraude son:

-Comprobar la documentación:

La primera de ellas es solicitar la documentación pertinente, incluyendo los títulos que demuestren la titularidad de la vivienda que se esté ofreciendo, la licencia para ejercitar dicha actividad y los seguros pertinentes.

-Asesoramiento jurídico

Igualmente, puede resultar muy interesante contar con la colaboración de un abogado propio que nos asesore respecto a todos los trámites a llevar a cabo, para evitar ser víctima de estafa.

Si tienes alguna consulta o reclamación, envíanos un correo a nuestra dirección:malaga@fed-alandalus.es o llámanos al teléfono 952 21 35 40.