Hemos detectado que están siendo cada vez más frecuentes las visitas de comerciales a los domicilios o bien llamadas telefónicas, en ocasiones agresivas, por parte de las mismas empresas comercializadoras del mercado libre o empresas subcontratadas.

Por ello desde Consumidores AL-ANDALUS Málaga hemos iniciado una campaña formativa en el mes de mayo en los centros de adultos y hogares de jubilado de la capital malagueña.

Las personas que van puerta a puerta (o bien que llaman por teléfono) se identifican como comerciales de la misma empresa con la que se tiene el contrato o bien de cualquier otra empresa comercializadora. Algunas veces, ofrecen descuentos o promociones atractivas que, en teoría, van a suponer un ahorro importante en la factura, para lo cual nos piden ver nuestra factura eléctrica. En otras ocasiones, por ejemplo, se nos dice que hay un error en la factura y que ha de ser revisada porque nos están cobrando de más.

Hay que tener especial cuidado ya que, en más de una ocasión, la visita o llamada de estos comerciales puede perseguir la obtención de datos personales o la firma de algún documento que puede implicar: cambio de empresa comercializadora y paso a mercado libre; paso a contrato libre dentro de la propia empresa; inclusión en nuestro nuevo contrato de servicios complementarios con la subida de precios encubierta; en ocasiones se ha producido, incluso, falsificación de firmas. Este tipo de contratos suele tener un compromiso de permanencia.

Desde Consumidores Al-Andalus Málaga os damos estas recomendaciones:

  • Antes de decantarnos por una determinada oferta hemos de comparar precios y servicios con empresas diferentes.

  • Leamos detenidamente el contrato y sus condiciones, e informamenos especialmente de si se incluyen servicios accesorios, cuáles son las condiciones de revisión de precios de los contratos, si existen compromisos de permanencia que impliquen penalización por cancelación, procedimientos para reclamar, etc.

  • En el caso de que se presenten comerciales en nuestro domicilio o se reciban llamadas telefónicas, extremar las precauciones y no dejarse presionar ni precipitarse en contratar ni firmar nada sin pensarlo con detenimiento.

  • Solicitar una copia del contrato con todas las condiciones ofrecidas para un estudio pormenorizado antes de firmar nada.

  • No facilitar a nadie que venga a casa o nos llame por teléfono: datos bancarios, datos de facturas anteriores, otros datos personales (DNI,…). Estos datos podrían ser utilizados para una contratación encubierta.

  • En caso de que llegáramos a realizar una contratación telefónica, contratación en domicilio o por Internet, disponemos del plazo de 14 días para el desistimiento del contrato sin penalización, ni motivación alguna.

Otras recomendaciones dirigidas a determinados colectivos (personas mayores, personas que vivan solas:

Además de las recomendaciones anteriores, y dado que las personas mayores son un colectivo blanco perfecto para los fraudes o estafas en las ventas a domicilio o llamadas telefónicas (en particular, referente al mercado de la electricidad), se ofrecen una serie de consejos:

1º No abrir la puerta a personas desconocidas, ni a través del portero automático.

2ºEn el caso de que la persona viva sola, no ofrezca indicios de esta situación, por ejemplo disponiendo solo su nombre en el buzón.

3ºSi se recibe una llamada de teléfono de una persona desconocida que le ofrece un determinado servicio o contrato, no facilitar nunca datos bancarios, datos personales como DNI, entre otros, ni dar indicios de que se vive solo o sola.

Para cualquier consulta acude a nosotros e informate en el teléfono 952 21 35 40 y correo electrónico malaga@fed-alandalus.es