En España existen diferentes ficheros de morosos; entre los más conocidos están Asnef, y Experian

Para que tus datos aparezcan en estas listas es necesario que la deuda sea cierta, vencida, exigible y reclamada previamente por el acreedor.

Es decir, ha de existir una factura, haber transcurrido el período de pago y debe tratarse de un servicio que se ha solicitado y disfrutado. Además, hace falta que te hayan requerido el abono.

El registro, según la ley, debe avisarte de tu inclusión, en los 30 días siguientes a la fecha de inclusión.

El problema surge por que las notificaciones se suelen enviar al domicilio que está registrado en el contrato que ha dado origen a la deuda, y las empresas no se preocupan de averiguar si la dirección ya no es la misma o si la persona ha recibido efectivamente el aviso.

Esto provoca que tengas conocimiento de que has sido incluido al cabo de los años cuando vas a pedir un préstamo.

El fichero es también el lugar adonde tienes que dirigirte —por burofax, correo certificado, consulta online, etc, para saber si tus datos están ahí incluidos, teniendo un plazo de díez diaz para contestar

La respuesta debe contener todos los apuntes de morosidad que están a tu nombre, su cuantía, quién es el acreedor y la fecha de inscripción.

Si efectivamente tienes una deuda y la abonas, la empresa debe notificarlo al fichero para que la cancelación de tus datos sea inmediata.

Sin embargo, nosotros también podemos comunicar al registro que hemos abonado el importe, remitiendo el comprobante junto con una copia de nuestro documento de identidad.

En los últimos días hemos recibido en nuestra sede consultas de personas que han contactado con empresas que anuncian por internet eliminar gratuitamente todos los datos de particulares de cualquier fichero de morosos.

El negocio de estas páginas está en los altos costes de las llamadas telefónicas que los usuarios han de efectuar para solicitar el servicio, al tratarse de números de tarificación adicional. Normalmente suele ser un numero 807.

Estamos hablando de llamadas de aproximadamente 10 minutos de duración, que pueden suponer en nuestra factura aproximadamente 20 € o más, y en muchos casos pueden ser hasta 2 o 3 llamadas, ya que consiguen engatusarnos para pedirnos datos para hacer la gestión pertinente.

El engaño está en que muchas personas piensan que están llamando al fichero de solvencia patrimonial en el que sus datos han sido incluidos, y no es así, con lo cual, además de ver incrementada su factura de teléfono, nunca van a conseguir ser excluidos si no se dirigen al sitio correcto.

Si te encuentras en esta situación contacta con nosotros enviándonos un correo a la dirección: malaga@fed-alandalus.es o llámandonos al teléfono: 952 21 35 40.