Un gran porcentaje de los fraudes que se producen no son consecuencia del robo o pérdida de tarjeta, sino por el copiado de las tarjetas de crédito por bandas organizadas, que luego la usan en otros países.

No obstante cada año se reduce tasa de fraude, gracias a la implantacion de sistemas de verificación de la identidad, mediante introduccion de clave aleatoria remitida por sms.

Tenemos que saber que en caso de seamos víctima de uso fraudulento la Ley 16/2009, de 13 de noviembre, de Servicios de pago limita la responsabilidad del titular, de la siguiente manera:

  • En los supuestos de copia o duplicado de la tarjeta, como el titular de la tarjeta no pierde en ningún momento su posesión y no tiene forma de conocer que se está produciendo el fraude, el banco le deberá devolver de inmediato el importe total de la operación no autorizada, sin que el usuario deba responsabilizarse de ninguna cantidad.

  • En los casos en que el fraude se produzca como consecuencia del robo o pérdida de tarjeta, el usuario es responsable por el uso fraudulento antes de la comunicación del robo o la pérdida, pero por una cuantía limitada a un máximo de 150 euros, salvo culpa o negligencia grave, de ahí la importancia de que llevemos siempre a mano el teléfono de atención al cliente para comunicar de inmediato a nuestro banco la incidencia.

 A partir de la transposición de la nueva directiva sobre servicios de pago, este mite se reducirá a 50 euros.

Desde Consumidores AL-ANDALUS MALAGA os damos las pautas a seguir en caso de uso fraudulento de la tarjeta:

 1.Comunicar el suceso:lo primero es llamar por teléfono a su banco para anular las tarjetas. Todas las entidades emisoras de tarjetas tienen teléfonos las 24 horas para comunicar estas incidencias.

2.Denunciar: si se trata de un robo o de un posible caso de robo de los datos de la tarjeta, se debe presentar denuncia en la comisaría de policía.

3. Reclamar: en caso de que la entidad no quisiera hacerse cargo de las cantidades defraudadas, se debe reclamar ante el Servicio de atención al cliente o el defensor del cliente de la entidad.

4. Si pasan dos meses sin contestación o si la solución no es satisfactoria, se podrá reclamar en el Departamento de Conducta de Mercado, sito en la Calle Alcalá, 48, 28014, en Madrid; con teléfono 901 545 400.

Para cualquier consulta o reclamación puedes enviarnos un correo a la dirección: malaga@fed-alandalus.es o llamarnos al teléfono: 952 21 35 40.