La sección 13ª de la Audiencia Provincial de Madrid ha dictado Sentencia de 4 de mayo de 2017, Rec. 936/2016, primera ST de la AP Madrid que da la razón a los consumidores al declarar nulo el índice hipotecario IRPH concretamente en relación a un préstamo hipotecario suscrito con CAJA MADRID (Actualmente Bankia) por un importe de 90.000 €.

En la escritura de préstamo se estableció un índice de interés variable consistente en la aplicación del «tipo medio de los préstamos hipotecarios más de tres años para adquisición de vivienda libre, de Bancos, vigente en el momento de la revisión, que el Banco de España publica oficial y periódicamente en el BOE para los préstamos hipotecarios al tipo variable destinados a la adquisición de vivienda, sin redondeo, incrementada en el 0,50%.», esto es, el índice IRPH entidades.

Además, se estableció que en defecto de aquél, «se tomará en la fecha de revisión y para idéntico periodo de tiempo, con carácter supletorio, el tipo activo de referencia de las Cajas de Ahorro, vigente en el momento de la revisión, que igualmente el Banco de España publica oficial y periódicamente en el B.O.E., con el mismo criterio de aplicación que el tipo de referencia inicialmente previsto», esto es, el índice IRPH bancos.

La sentencia de instancia estimó las pretensiones de los prestatarios y declaró nula por abusiva la cláusula referida, condenando al banco a eliminar dicho índice del contrato sustituyéndolo por el euribor, además de devolver las cantidades indebidamente cobradas.

Bankia interpuso recurso de apelación denunciando error en la valoración de la prueba así como infracción de la normativa aplicable, considerando que la cláusula era transparente y que la clienta había sido informada, además de que cuando se suscribió el préstamo no existía diferencia importante entre el IRPH y el euribor.

La Sala coincide con la decisión del Juzgado de instancia al considerar que dicha cláusula comporta un desequilibrio importante para las partes en favor de la entidad bancaria, y la califica como no transparente, debido a la falta de información, ausencia de simulaciones en escenarios diversos sobre el comportamiento previsible del tipo de interés.

Finamente ratifica el fallo de la sentencia impugnada en cuanto que declara la nulidad de la cláusula de interés variable referenciada al IRPH, y condena a la entidad demandada a eliminarla y sustituirla por la de interés variable referida al Euribor más el diferencial pactado, además de la devolución de las cantidades resultantes del exceso en el cobro de intereses, más los intereses legales desde de dichas sumas desde sus respectivos abonos.

Normalmente está cláusula se encuentra encubierta entre una amalgama de datos, lo que lograba que el cliente no se percatase de la misma. Y aunque lo hiciera, no reúne las condiciones de transparencia, ya que no permitía al consumidor identificarla, ni entenderla , ni conocer el alcance económico de la hipoteca.

Para saber si nuestra hipoteca está referenciada al IRPH tenemos que seguir los siguientes pasos:

Revisemos la escritura de la hipoteca y más concretamente la cláusula tercera bis que habla del tipo de interés variable (es la misma parte de la hipoteca donde se busca la cláusula suelo).

Ahí tiene que poner cuál es tu interés variable, si Euribor, IRPH Cajas, IRPH Entidades, IRPH Bancos, CECA… Y cuál es tu indice sustitutivo (cualquiera de los anteriores).

Ten en cuenta que el IRPH Cajas, el IRPH Bancos y el CECA desaparecieron en noviembre de 2013. Si te lo siguen aplicando, es el momento de reclamar, pero si tienes IRPH Entidades, también.

Revisa el recibo que mensualmente te envía el banco, y si el diferencial de tu hipoteca supera el EURIBOR, es más que posible que tengas el IRPH.

No obstante, para estar seguro, pidamos en cuadro de amortización del préstamo con expresión del tipo de interés aplicable.

Para cualquier consulta o reclamación puedes contactar con nosotros en el teléfono 952 21 35 40 o envíanos un correo a la dirección malaga@fed-alandalus.es