A nadie le gusta tener que llamar a su operadora, dar con una voz automática, esperar a ser atendido, e iniciar un proceso verdaderamente frustrante, para reclamar o tramitar la baja, pero hoy en día, es lo habitual, ya que las grandes empresas con el objeto de ahorrar costes, tienen orientado el Servicio de Atención al cliente en este sentido.

Los problemas más habituales consisten en cobrar una permanencia de la que no se ha advertido al contratar, ni viene recogida en el contrato, contraviniendo la ley, la negativa de dar de baja al cliente y ponerle trabas, hacer caso omiso a la petición baja y seguir recibiendo facturas junto con incumplimientos de contrato, cobro de gastos por cancelar la portabilidad y un largo etcetera.

Por ello, desde Consumidores Al- Andalus Málaga, os damos unas recomendaciones:

1. Si quieres solicitar la baja, la ley te obliga a comunicarlo con 2 días hábiles de antelación mínima a la fecha efectiva de la baja. Hazlo por correo certificado con acuse de recibo para poder tener prueba documental de dicha comunicación, y conserva el justificante de recepción de la operadora.

En caso de que el operador no respete los 2 días hábiles para dar la baja y te cobre por un periodo posterior a la fecha en que debió finalizar el servicio, solicita una factura rectificada.

2. Otra situación bastante común es el cambio de condiciones de las operadoras de telefonía. En este caso, los operadores pueden modificar el contrato si el propio contrato prevé esta circunstancia y siempre que avisen al abonado con un mes de antelación. El usuario, por su parte, puede no aceptar las nuevas condiciones y darse de baja sin penalización. Si no recibes el preaviso de la modificación o pretenden cobrarte una penalización improcedente por darte de baja, reclama.

3.Si tramitas una portabilidad a otra operadora, no tienes que solicitar la baja.

En caso de que quieras cambiar de operadora, pero conservando la misma numeración, no tienes que dar de baja el contrato actual sino pedir la portabilidad a la compañía de la que vas a ser nuevo cliente. La compañía a la que te diriges se encargará de tramitar la baja con la actual.

Desde nuestra organización os aconsejamos que soliciteis la portabilidad por escrito en un establecimiento comercial de la compañía nueva, en cuyo caso te entregarán una copia del contrato, ya que cuando se hace con la aceptacion de una oferta telefónica, o integramente online, aunque han de enviarnos el contrato raramente lo hacen, y puede generar bastantes problemas.

4. La portabilidad implica el cambio automático de todos los servicios asociados a la línea telefónica, como la llamada en espera, contestador, etc.

Ahora bien, el aparato telefónico (el “terminal” que dicen en el sector) tiene una consideración diferente. Cuando se trata de la portabilidad de una línea de teléfono fijo y el aparato (router, descodificador, adaptador) está alquilado a la compañía, debemos ocuparnos personalmente de contactar con el operador y dar de baja el alquiler.

5. Si tienes que presentar una reclamación contra una operadora de telefónica, el primer paso es reclamar ante Servicio de Atención al Cliente de la compañía telefónica, preferiblemente enviándola por correo certificado con acuse de recibo o por burofax.

La compañía telefónica tiene un mes para contestar a nuestra reclamación.

Si no lo hace pasado ese plazo, o si la respuesta no es satisfactoria, puedes continuar el procedimiento de reclamación ante la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones o la Junta Arbitral de Consumo, procedimiento para el que puedes acudir a nosotros, ya que te ayudaremos en todas la tramitación.

Si tienes alguna consulta o reclamación sobre estas cuestiones o cualquier otra puedes enviarnos un correo electrónico a la dirección: malaga@fed-alandalus.es, y te ayudamos.