La Navidad es la época de mercadillos por excelencia. Las plazas y calles principales de gran parte de nuestro país se llenan en estas fechas de vistosos puestos donde se vende artesanía, ropa, accesorios, adornos navideños, juguetes o alimentos.

En los mercados navideños es posible encontrar productos que no se hallan en otro tipo de tiendas, pues muchos son artesanales y hechos a mano y no se distribuyen a establecimientos convencionales.

Además, cuentan con artículos específicos para la Navidad que solo se localizan en estos puestos. Por todo ello, ¡merece la pena visitarlos!

Pero, no debemos olvidarnos que nuestros derechos son los mismos que si compramos en otro establecimiento.

Si lo que se ha adquirido no está en buenas condiciones o es defectuoso, se tiene derecho a devolverlo en un plazo de tiempo determinado, pudiendo optar por el importe o por otro producto idéntico.

En este sentido tenemos que tener cierta precaución ya que, aunque algunos de estos mercados se instalan durante toda la Navidad y otros solo están unos días. Por eso, para evitar disgustos, es importante comprobar cuanto antes que todo está en buen estado.

Desde Consumidores Al- Andalus Málaga, os recomendamos tener en cuenta:

-Que los vendedores ambulantes tengan expuesta de forma visible la autorización donde consten sus datos personales y su dirección para poder efectuar reclamaciones.

Vigilemos que todos los productos expuestos a la venta tengan claramente identificado, con claridad y en rótulos o cárteles donde se lea bien, el precio de venta o precio por unidad de medida.

-Pidamos una factura o ticket de compra. Y no está de más fotocopiar el ticket y hacer foto a la autorización del puesto navideño para el caso de que tuvieramos que hacer alguna reclamación.

Todos los productos comercializados deben respetar las normas vigentes sobre envasado, etiquetado, presentación y publicidad, con las especificaciones que marque la normativa específica aplicable en cada caso.

-Todos los puestos autorizados para la venta ambulante tienen que tener a disposición de los consumidores hojas de reclamaciones oficiales, que deben estar anunciadas mediante un cartel en una zona visible del puesto. No se debe dudar en pedirla, si se tiene algún problema con el artículo o con el trato recibido durante la compraventa.

El vendedor tiene la obligación de entregarla y en el caso de que no lo haga, se debe llamar a la policía local para que acuda de inmediato. La hoja tiene tres ejemplares. Hemos de quedarnos con el ejemplar para el consumidor y el ejemplar para la Administración.

Si en el plazo de los díez días hábiles no se contesta a la hoja de reclamación, o la respuesta no es satisfactoria, tendremos que llevar el ejemplar para la Administración a una oficina de consumo.

Para cualquier consulta o reclamaciòn acude a nosotros enviándonos un correo a la dirección: malaga@fed-alandalus.es o llamándonos al teléfono 952 21 35 40.