La hipoteca inversa es un producto financiero en el que una persona mayor de 65 años, o con un alto grado de dependencia, puede obtener rentabilidad de sus inmuebles gracias a la concesión de un préstamo bancario en el que se ofrece una o varias viviendas como aval.

Es un sistema de financiación que busca permitir que las personas en edad de jubilación puedan obtener una rentabilidad de su patrimonio inmobiliario sin necesidad de venderlo y con la posibilidad de transmitirlo en herencia.

Si bien es cierto que la hipoteca inversa no es un producto excesivamente comercializado por las entidades financieras, también lo es que sí fue ofertado por muchas entidades durante los años 2007-2010.

Esos años fueron convulsos para las entidades financieras y, prueba de ello, han sido las numerosas prácticas propias de la época acabaron en los tribunales: cláusulas suelo, IRPH, hipotecas multidivisa, etc.

Entre sus ventajas destaca:

1.Rentabilizar el patrimonio inmobiliario,
Si se recibe de golpe se deberá devolver en su totalidad a la muerte de los prestatarios. En el segundo caso, el más común, la devolución de la deuda dependerá del importe que alcance lo prestado a la muerte de los hipotecados: cuanto más vivan, mayor será la deuda.

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que las mensualidades van teniendo un interés creciente a medida que aumenta la deuda con el paso de los años.

El problema es que cuando fallecen los prestatarios, el contrato se cancela y los herederos deben devoler lo pretado, o ceder la casa al banco, e incluso vender los inmuebles para satisfacer la deuda acumulada más el interés.

2. Puede servir de complemento a la pensión
este sentido, la hipoteca inversa puede ser un complemento más o menos generoso que permita vivir con dignidad en la etapa menos productiva y más insegura de las personas.

3. Nuestra residencia no cambia.
En ningún momento el banco puede ejecutar un lanzamiento sobre nuestra casa, o nuestra segunda vivienda, que también puede estar sujeta a una hipoteca inversa.

El contrato estipula que mantenemos la titularidad y podemos residir en ella hasta nuestro fallecimiento.

4. Los herederos tienen prioridad sobre el banco.

Incluso después de nuestro fallecimiento, si existen herederos, estos tienen prioridad a la hora de aceptar la herencia y estudiar el modo de hacer frente a la deuda, que no necesariamente tiene que ser con la cesión del inmueble.

Incluso cabe el alquiler de la vivienda hipotecada, siempre que se informe al banco sobre las condiciones y la duración del contrato-
Obviamente hay una serie de inconvenientes para optar a la hipoteca inversa:

1. Solo se concede a viviendas de alto valor.

los bancos solo conceden hipotecas inversas a solicitantes con viviendas muy valoradas, que puedan responder en el caso de que la deuda sea muy elevada.

2. Es un producto de una cierta complejidad financiera que puede dar lugar a abusos

La hipoteca inversa es un producto complejo. Los bancos suelen ofrecer seguros para cubrir los impagos que pueden resultar abusivos, por ello, es importante asesorarnos antes y siempre acudir a un profesional que te ayude a la hora de decantarte por este tipo de producto financiero.

Además hay riesgo de que sean contratados por personas que realmente no lo necesiten con el fin de apropiarse de inmuebles de cierto valor.

3. La carga la reciben los herederos.

Siempre hay que pensar que si se deja herencia, esta conllevará la deuda adquirida, por lo que es importante que haya pleno conocimiento de este hecho por todas las partes, para evitar disgustos.

4. El valor de la deuda aumenta con el tiempo en lugar de disminuir
Con el transcurso de los años, se incrementa el interés, por ello, la deuda puede llegar a ser muy elevada, y ser una carga para los herederos.

5. Puede que a la hora de satisfacer la deuda la casa valga menos que la deuda
En caso de devaluación del precio del inmueble hipotecado, los herederos podrían tener que poner dinero de su bolsillo para satisfacer la deuda si aceptan la herencia, ya que el valor de la casa no la cubriría.

6. Los intereses son altos.

La hipoteca inversa es una inversión que los bancos recuperan con el tiempo, por lo que suelen gravarla con un interés creciente a medida que aumenta la vida del préstamo. Si la persona vive una larga vida, puede dejar a sus herederos una deuda bastante elevada.

Para cualquier consulta o reclamación envíanos un correo a la dirección: malaga@fed-alandalus.es o llámanos al teléfono 952 21 35 40.