¿Estás pensando en alquilar un coche en tus próximas vacaciones?

Antes de hacerlo, desde AL-ANDALUS MALAGA te aconsejamos que compares precios y prestaciones antes de contratar.

También es muy recomendable revisar a fondo el estado en el que nos entregan el vehículo y la información que contempla el contrato de alquiler antes de su firma.

Verifiquemos el precio final, la cobertura del seguro o el lugar de la devolución del coche, antes de retirar el vehículo.

Otro consejo es revisar el contrato antes de firmar y la letra pequeña, que normalmente está en el reverso del mismo para evitar sorpresas.

-¿Que debe incluir el contrato?

Debemos asegurarnos de que en el contrato figura al menos la información básica del vehículo, la cobertura del seguro, incluso si existen exclusiones y franquicia en caso de siniestro.

El contrato también debe recoger detalles concretos del alquiler, número e identificación de los conductores, plazo del mismo, precio, fianza y forma de pago, número de contrato de arrendamiento y datos de la empresa contratante.

Del mismo modo, en el contrato deben estar recogidos otros detalles relativos a la retirada y devolución del coche, como las condiciones en las que se entrega y se devuelve.

Revisemos el coche antes de abandonar la oficina de alquiler.

En el contrato deben reseñarse si existen desperfectos, o el lugar exacto de devolución del vehículo.

Para evitar problemas, debemos exigir a la empresa de alquiler que detalle en el contrato cada rayón, o mancha de carrocería y tapicería que tenga el automóvil. Además, se debe mirar el coche una y mil veces, de manera exhaustiva, antes de salir: techo, llantas… Conviene también abrir el maletero y ver si está rayada la chapa de meter y sacar maletas, probar la radio y los elevalunas, etc.

Para tener todavía más seguridad, no está de más fotografiar el vehículo desde distintos ángulos y cada pequeño desperfecto.

Además, se deben hacer fotos del estado del coche una vez entregado, ya que a veces no hay nadie en el momento de la devolución, sino que debe dejarse en un aparcamiento. Por ello, conviene tener una imagen (en la que salga la fecha y la hora), con el fin de demostrar el estado en que se llevó el turismo alquilado a la empresa.

Normalmente piden tarjeta de crédito, atento a nuestras indicaciones.

En el momento de formalizar el contrato, nos pedirán la tarjeta de crédito (y no de débito). No nos cobrarán el servicio hasta que devolvamos el coche, pero la tarjeta de crédito servirá para firmar la autorización del cargo del alquiler y asegurar la fianza. Ésta no se carga si no existen daños en el vehículo cuando se entrega y si el depósito de gasolina está lleno, si así se indica en el contrato.

No firmemos nunca en blanco ni dejemos la tarjeta de crédito en la oficina de alquiler. No está de más comprobar que nos cobran únicamente lo que corresponde.

-Asegurémonos del límite de kilómetros.

Es recomendable contratar con una compañía que no tenga límite de kilometraje, ya que sino, los recorridos de más se cobran aparte. Si hay limitación, además de saber con total exactitud cuánto cobrarán por kilómetro, conviene repasar todos los trayectos planeados y añadir unos 100 kilómetros más. Con esa cifra, hay que hacer cálculos y ver si sale mejor pagar un extra que permita tener kilometraje ilimitado, o pagar kilómetro a kilómetro los que se puedan sobrepasar.

Comprobemos las condiciones sobre el combustible.

Lo idóneo es que nos lo entreguen lleno y lo tengamos que entregar lleno. A veces cobran un depósito por un precio (debería aparecer una cantidad cerrada en el contrato.

-Guardemos toda la documentación por si tuvieramos que reclamar (contrato, justificantes de pago, condiciones publicitadas, etc).

Para cualquier consulta o reclamación contacta con nosotros en el teléfono 952 21 35 40 o envíanos un correo a la dirección: malaga@fed-alandalus.es.