Los tribunales provinciales comienzan a ratificar que Banco Popular no informó a los ahorradores y pequeños inversores de su delicada situación cuando lanzó la ampliación de capital de 2016,  y avalan las condenas de primera instancia.

                       Tal y como vienen sosteniendo Sentencias de distintas Audiencias Provinciales, la situación real financiera del Banco Popular que desembocó en su intervención, venía orquestándose con bastante antelación y no se debió a circunstancias sobrevenida.                  

                   Cabe citar la Sentencia Nº  811/2018 AP VIZCAYA,  de 26 de noviembre de 2018), que señala que “la situación patrimonial de Banco Popular en el momento en que se emiten las acciones que representan la ampliación de capital no es la que proclamaban las cuentas auditadas por PriceWaterhouseCooper” y que fueron “publicitadas en el folleto informativo”.

                   Si te encuentras entre los afectados puedes recuperar el dinero que habías sido invertido en el Banco Popular, interponiendo una demanda judicial, instando la nulidad por vicio en el consentimiento, toda vez que hubo error en la información financiera que era publicada por el Banco Popular en el momento que se adquirían las acciones, ya que las características del producto que fue adquirido no se corresponde con lo contratado y publicitado.

                  Como ya ha sido declarado en numerosas sentencias dictadas por juzgados provinciales y Audiencias de toda España, y ha quedado acreditado,   la imagen de solvencia publicitada y divulgada por la entidad bancaria no se correspondía con la situación financiera real, y fue esta información la que llevó a miles de ahorradores a confiar en Banco Popular, no siendo informados de los riesgos que conllevaba el producto.

                 Los inversores confiaron en el prestigio del banco y pusieron en estas acciones y bonos sus ahorros, convencidos de que si el Banco de España lo respaldaba, todo estaba bien.

Todo ello infringe lo previsto en los artículos 1.265 y 1.261.1 del Código Civil, al faltar a la verdad la entidad bancaria en la publicidad facilitada sobre su situación patrimonial al comercializar las acciones, provocando error en el consentimiento de muchos inversores, los cuales no hubieran adquirido las acciones si la información sobre la situación financiera facilitada por la entidad hubiera sido completa y veraz.

Sin perjuicio de examinar cada uno de los casos individualmente, todos los afectados del Banco Popular tienen la posibilidad de ejercitar sus derechos ante los tribunales de justicia.

Tráenos la documentación, y te asesoramos sobre cómo hacer y presentar una reclamación de consumo en Málaga o los trámites a seguir para recuperar lo invertido. Envíanos un correo a la dirección :malaga@fed-alandalus.es o llámanos al teléfono 952 21 35 40.