Con la llegada del buen tiempo muchas personas consumidoras aprovechan los días de vacaciones y los puentes para hacer turismo rural.

Una de las opciones más demandada es la de contratar un alojamiento en un entorno natural para disfrutar de los espacios que nos brinda nuestra Comunidad andaluza. Pero, ¿conoces tus derechos?

En cuanto a los servicios mínimos está el alojamiento, y la limpieza de habitaciones y cambio de lencería de cama y baño a la entrada de nuevos turistas. En el caso de los complejos turísticos hay que añadir el servicio de restauración con gastronomía tradicional de la comarca en el que se ubica.

Pero además, estos alojamientos pueden ofrecer una serie de servicios complementarios cuyos precios deben informarse previamente.

Entre dichos servicios podemos encontrar el de comida y bebida, lavandería, actividades de turismo activo,etc.

Es importante que antes de contratar verifiquemos que está inscrito en el Registro de Turismo de Andalucía.

Los alojamientos deben exhibir en la parte exterior una placa identificativa con las iniciales correspondientes al tipo de alojamiento, y categoría.

Además han de reseñar en un lugar visible, en toda publicidad, web, documentación la fecha y número de inscripción en el Registro de Turismo de Andalucía, modalidad, y en su caso, categoría y especialización.

Aquellos establecimientos que los permitan deberán indicar la admisión y sus condiciones de perros u otros animales domésticos, así como en los casos en los que se prohiba.

Debemos cerciorarnos de que costen los precios máximos y mínimos. Sin olvidar que deben exponer la lista de dichos costes en un lugar visible.

El cobro de los servicios se realizará mediante factura o ticket con la descripción e importe de los servicios utilizados, con todos los impuestos incluidos. Exijamos un justificante-factura de pago del servicio prestado.

Revisemos bien la factura antes del abono, por si hubiera algún error, por ejemplo, si nos hubieran incluido algún servicio no disfrutado.

Si alquilamos una vivienda rural a un particular, normalmente en el momento de contratar nos van a pedir una señal, que normalmente va a ser del 20% del importe total, exige un justificante.

Si la reserva se efectuá online, asegúrate antes de contratar de las condiciones de cancelación, ya que hay reservas no reembolsables, y otras que establecen un plazo de entre 24 h y 48 horas para la devolución de lo pagado.

Normalmente, vamos a tener que firmar un inventario. Antes de firmarlo, revisa bien las instalaciones.

También es aconsejable recopilar y guardar la documentación que justifique la contratación realizada, es decir, contrato, justificantes bancarios, pantallazos de la contratación realizada online, confirmación de reserva, mails cruzados, hasta tu regreso a casa.

Si además contratamos para esos días un viaje multiaventura, vigila que esté debidamente inscrita en el Registro correspondiente.

Ello nos va a garantizar que cuente con monitores titulados, con seguro de responsabilidad civil, etc.

También debemos asegurarnos de la edad permitida para realizar la actividad.

Cuando vayamos a suscribir el contrato, es importante que conste el nº de horas de la actividad, si incluye equipamiento, y el precio total. Exijamos factura.

También debemos comprobar que en el contrato venga contemplado el cupo de personas mínimo y la antelación con la que han de avisarnos si finalmente no alcanzan ese número y ha de suspenderse.

Deben tener a nuestra disposición Hojas de Quejas y Reclamaciones por si hubiera algún contratiempo y tuviéramos que reclamar.

Para cualquier consulta o reclamación, envíanos un correo a la dirección:malaga@fed-alandalus.es o llámanos al teléfono: 952 21 35 40.