Hoy hemos tenido conocimiento de Sentencia del Tribunal Supremo que pone punto final a las hipotecas multidivisa, decretando su nulidad.

Para ello estima el recurso de una matrimonio que firmó un préstamo hipotecario en yenes con Barclays Bank. Supone adaptar la doctrina a la resolución que ya conocemos del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 20 de septiembre.

La decisión del Supremo deja la puerta abierta a que los juzgados revisen este tipo de hipotecas y ordenen su recálculo en euros desde la fecha de la firma, lo que supone una reducción importante de las cantidades adeudadas.

Las hipotecas multidivisa se tramitan principalmente en yenes japoneses y francos suizos con el objetivo de aprovechar la diferencia del tipo de cambio con la divisa elegida respecto del euro, aunque si la moneda única se devalúa las cuotas se incrementan, que es lo que ha ocurrido en la inmensa mayoría de los casos de los afectados que firmaron este tipo de préstamos.

El tribunal considera que en la inmensa mayoría de los casos las cláusulas multidivisa no se han pactado entre el cliente y la entidad bancaria, y que por lo que deben ser examinadas conforme a la normativa europea de cláusulas abusivas.

Al tratarse de cláusulas esenciales del contrato, existe «un especial deber de transparencia» sobre ellas, lo que obliga a las entidades financieras a «facilitar a los prestatarios la información suficiente para que éstos comprendan no solo su contenido formal y gramatical, sino también su alcance concreto y puedan tomar decisiones fundadas y prudentes».

La Sala de lo Civil explica que, aunque el consumidor medio puede prever sin necesidad de una especial información que hay cierto incremento de las cuotas por la fluctuación de la monedas, eso no ocurre «con otros riesgos asociados a estas hipotecas». «En ellas, la fluctuación de la divisa supone un recálculo constante del capital prestado, lo que determina que, pese al pago de las cuotas de amortización periódica, el prestatario puede adeudar un capital en euros mayor que el que le fue entregado al concertar el préstamo».

En consecuencia, la Sala estima que las cláusulas cuestionadas «no superan el control de transparencia» y declara la nulidad parcial del préstamo, que debe ser recalculado en euros.

Los magistrados optan por no decretar la nulidad total del crédito al considerar que sería una solución que perjudicaría al consumidor, ya que tendría que devolver de una sola vez la totalidad del capital pendiente de amortizar.

Si firmaste una hipoteca multidivisa, ahora es el momento para recuperar lo que pagaste.

Para ello recopila tu escritura de préstamo y los recibos de cuotas de los que dispongas y ponte en contacto con nosotros en el teléfono 952 21 35 40 o envíanos un correo electrónico a la dirección:malaga@fed-alandalus.es