El cierre sorpresivo de una empresa puede suponer un auténtico quebradero de cabeza para los consumidores que han pagado por adelantado. El objeto del contrato puede ser desde un tratamiento en un centro estético o una clínica dental, un curso para aprender idiomas, un paquete de vacaciones, etc.

Por ello, desde Consumidores Al-Andalus Málaga os damos las pautas a seguir para intentar recuperar el importe pagado. Obviamente, en algunas ocasiones por desgracia todas las maniobras resultan infructuosas y nos vemos obligados a perder el dinero:

1. Guarda toda la documentación relativa a los bienes o servicios contratados: folletos publicitarios, presupuestos, contratos, recibos, facturas, etc. Si se ha contratado por internet: correos de confirmación del pedido, pantallazos, etc.

2. Intenta contactar con la empresa para intentar solventar el conflicto. Hazlo por algún medio que garantice la fehaciencia del requerimiento, por ejemplo, burofax con acuse de recibo y certificación del contenido.

3. En el caso de que hayas pagado con tarjeta,consulta con tu entidad financiera la opción de devolver el pago o la existencia de algún seguro que cubra la incidencia.

4. Infórmate sobre la situación de la empresa: su solvencia será concluyente para conocer las posibilidades de recuperar el dinero abonado. Acude a nosotros y podremos ayudarte.

5. Si la empresa se ha declarado en concurso de acreedores, es decir, si su estado de insolvencia se ha reconocido judicialmente, habría que localizar en el BOE cuando se publicó la declaración de concurso y estar alerta a las publicaciones en medios de comunicación ya que los plazos son breves para personarse.

La ley concursal clasifica los créditos en privilegiados (salarios, cuotas de la Seguridad Social, deudas tributarias con la Administración, etc), ordinarios y subordinados, determinando esta clasificación la orden de cobro.

Las cantidades debidas a los consumidores se consideran créditos ordinarios, es decir, su pago es posterior a la satisfacción de los privilegiados.

6. Ojo si has solicitado un crédito para financiar bienes o servicios: si es un crédito vinculado a la prestación del servicio contratado o a la adquisición del producto debes dirigirte a la entidad financiera para proceder a anularlo.Si no lo consigues, puedes presentar una reclamación a través de nuestra organización.

Si solicitaste un crédito por libre, sin vinculación directa al servicio o producto, deberás seguir abonándolo, ya que de lo contrario la entidad financiera podría reclamarte su abono.

Para cualquier consulta sobre el particular contacta con nosotros en el teléfono 952 21 35 40 y en la dirección de correo electrónico malaga@fed-alandalus.