Comprar por internet es algo bastante común para la gran mayoria de los españoles.

El incremento exponencial del comercio electrónico año a año, tanto en España como en Europa, es evidente, sin embargo, todavía existe una cierta desconfianza en el consumidor, ante malas praxis y diferentes obstáculos, cuando tratan de adquirir bienes o servicios más allá de sus fronteras.

En caso de que tengamos que reclamar, al no llegar el producto en el plazo previsto, por ejemplo, la legislación comunitaria es clara al respecto, por lo tanto, si es una empresa con domicilio o establecimiento permanente es España, podemos dirigir la reclamación a los organismos de consumo o tramitarla a traves de una organización de consumidores como la nuestra.

Si se trata de una empresa extranjera ubicada en la UE, podemos cursarla a través del Centro Europeo de Información al Consumidor.

Es requisito indispensable para que tramite dicho organismo la reclamación, acreditar el contacto previo por escrito con la empresa, por cualquier medio del que quede constancia (carta certificada, burofax, etc).

Una vez transcurridos 30 días sin respuesta favorable de la empresa, ya se puede presentar la reclamación vía telemática (formulario electrónico) o física ante el Centro correspondiente del país de tu residencia habitual.

Pero los verdaderos problemas surgen cuando la empresa a la que le hemos comprado el producto tiene su domicilio social fuera de España, complicándose aún más si se encuentra fuera de la Unión Europea, y no tiene establecimiento permanente en ninguno de los paises miembros.

Además si nuestra reclamación se basa en el derecho a desistir dentro del plazo de los 14 dias naturales que establece la ley, hemos de tener presente que hay productos para los que no rige este derecho de revocación:

-articulos personalizados o encargados a medida, como por ejemplo, un vestido a medida.

-Artículos que caducan con rápidez.

-Artículos precintados por salud o higiene, como maquillaje o productos de cosmética.

-Otros artículos precintados como CDS, DVDs, y videojuegos.

Obviamente sí podrás reclamar en caso de que estén en mal estado, exigiendo el importe abonado o otro artículo de idénticas características.

Para cualquier consulta o reclamación puedes enviarnos un correo a la dirección de correo electrónico: malaga@fed-alandalus.es o llámanos al teléfono: 952 21 35 40.