La pasada semana trascendió a los medios de comunicación la decisión de VODAFONE de cobrar 2,5 € por la atención de incidencias telefónicas. Esta práctica, supone para Consumidores AL-ANDALUS Málaga una vulneración de lo previsto en la normativa, concretamente del artículo 21 del Real Decreto 1/2007, de 16 de noviembre, que aprueba el Texto Refundido de la Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios.

Y ello es así por que el precepto referido establece un límite en el coste de la llamada:

En caso de que el empresario ponga a disposición de los consumidores y usuarios una línea telefónica a efectos de comunicarse con él en relación con el contrato celebrado, el uso de tal línea no podrá suponer para el consumidor y usuario un coste superior a la tarifa básica, sin perjuicio del derecho de los proveedores de servicios de telecomunicaciones de cobrar por este tipo de llamadas. A tal efecto, se entiende por tarifa básica el coste ordinario de la llamada de que se trate, siempre que no incorpore un importe adicional en beneficio del empresario”.

A mayor abundamiento, en el sector de la telefonía las llamadas han de ser gratuitas, en virtud del artículo 26.2  del Real Decreto 899/2009, de 22 de mayo, por el que se aprueba la Carta de Derechos del usuario de comunicaciones electrónicas, el cual establece que el servicio de atención al cliente del operador, será carácter gratuito, debiendo prestarse de manera tal que el usuario final tenga constancia de las reclamaciones, quejas y, en general, de todas las gestiones con incidencia contractual que realice el abonado. A dichos efectos, el operador estará obligado a comunicar al abonado el número de referencia de las reclamaciones, quejas, peticiones o gestiones.

Por todo ello si VODAFONE te ha cobrado este servicio, solicita la factura detallada y dirígete a nosotros para poder reclamar estos importes.

Si tienes cualquier consulta puedes contactar con Al-Andalus Málaga Consumidores en nuestra dirección de correo electrónico y en el teléfono: 952 21 35 40.