La falta de información esencial por parte de los servicios de reparación, la no entrega de resguardos cuando se deposita el productor para su arreglo, así como las irregularidades en las facturas son los principales problemas con los que nos encontramos hoy en día cuando tenemos que acudir a un SAT.

Es por ello por lo que os dejamos algunas recomendaciones a tener en cuenta en el caso de que tengamos que acudir a ellos:

  • Resguardo de depósito.

El Servicio Técnico de Reparación debe entregarnos un resguardo de depósito, si el aparato se queda en el establecimiento para la reparación o confección del presupuesto de avería.

Es importante que guardemos ese resguardo de depósito a buen recaudo, ya que nos lo van a pedir para retirar el artículo o recoger el presupuesto, en su caso.

  • Presupuesto.

Debemos tener en cuenta que el presupuesto va a tener una validez mínima de 30 días. Dicho presupuesto será gratuito salvo si habiéndolo solicitado, no fuera aceptado por nosotros.

  • Piezas de repuesto.

Atención, pueden utilizarse piezas nuevas, excepto si el usuario consiente por escrito el empleo de piezas de repuesto usadas o no originales.

Tenemos derecho a exigir que nos den las piezas de repuesto que se han sustituido, salvo si la reparación se ha hecho en garantía.

Ojo, si retrasan la reparación por que no llegan las piezas, tenemos que conocer que el fabricante o importador de la marca está obligado a facilitar al SAT las piezas de repuesto en el plazo máximo de un mes si se trata de productos de importación, y de 15 días, si son nacionales.

  • Factura.

Exijamos una factura detallada con los siguientes datos: numero de factura, nombre, domicilio y NIF del SAT, Marca y modelo del aparato reparado, operaciones efectuadas y piezas de repuesto empleadas, tiempo de mano de obra, desplazamiento, precio total e impuestos, y fecha y firma del SAT.

  • Garantía.

La garantía tiene un período de validez de tres meses, que empiezan a contar desde la fecha de entrega del aparato y será efectivo mientras que el aparato no sea manipulado o reparado por terceros.

Es total sobre la reparación efectuada e incluye todos los gastos que se puedan ocasionar: transporte que exija el arreglo, el desplazamiento de los operarios, las piezas de repuesto, y material que tuviera que utilizarse.

Cuidado porque el período de garantía queda suspendido durante el tiempo que duren las reparaciones realizadas a su amparo. Si trás el dictamen del Sat,se entrega un aparato nuevo al ser irreparable el antiguo, se renueva el plazo de garantía el cual empieza a tener vigor con la entrega del nuevo.

  • Gastos de almacenamiento.

El consumidor está obligado a abonar los gastos de almacenamiento a partir del plazo de un mes desde la fecha en que debiera haberse retirado el aparato.

El plazo comenzará a contarse desde el momento en que se comunique al interesado que el aparato ya está listo para su retirada. Ese gasto solo podrá cobrarse cuando esté dicho importe reflejado en una tabla expuesta al público, con la cantidad correspondiente.

Si tienes cualquier consulta o reclamación acude a nosotros en el correo electrónico malaga@fed-alandalus.es y en el teléfono 952 21 35 40.