Las tres grandes operadoras de telefonía vienen anunciando recientemente cambios en sus planes de tarifas a cambio de aumentar los servicios incluídos en ellas, en forma de más llamadas y más minutos para navegar por internet.

Ocurre con bastante frecuencia que el cliente no desea esas mejoras por que o bien no le compensan por el aumento que lleva aparejado en el precio o bien no va a aprovecharlas por el uso que hace del smarphone por ejemplo.

En ese caso, nos interesaría que nos respeten la antigua tarifa, pero en muchos casos las operadoras no ofrecen esa posibilidad a sus clientes, aduciendo argumentos tales como que se han descatalogado los planes antiguos en los sistemas informáticos de la compañía, y no pueden facturarle con las tarifas anteriores.

Ante ello, podemos o bien darnos de baja o tramitar la portabilidad a otra operadora. Y para ello nos ampara el artículo 85 del Real Decreto 1/2007, de 16 de noviembre, que aprueba el Texto Refundido de la Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios, el cual faculta al consumidor a resolver el contrato sin ningún tipo de penalización, ante un cambio unilateral en las condiciones del mismo.

En los mismos términos se pronuncia el artículo 9 del Real Decreto 899/2009, de 22 de mayo por el que se aprueba la Carta de Derechos del Usuario de los servicios de comunicaciones electrónicas, el cual otorga el derecho a resolver el contrato en caso de que se modifiquen las condiciones contractuales.

No obstante, cuidado, si estuvieramos pagando un terminal a plazos, sí que vamos a tener que abonarlo para cambiar a otra compañía.

Si tienes cualquier consulta o reclamación ponte en contacto con nosotros en el teléfono 952 21 35 40 y en el correo electrónico malaga@fed-alandalus.es.