A la hora de viajar, algunos destinos nos obligan a tener cierta prudencia, organización y previsión.

No obstante ,a pesar de ello, a veces surgen imprevistos, tales como avería del coche, o nuestros hijos enferman durante el viaje, de tal forma que aquellas vacaciones que habiamos planeado con tanta ilusión pueden acabar siendo una pesadilla.

Por eso los seguros de viaje ayudan a resolver los contratiempos que pueden surgir.

Sí tenemos que tener en cuenta que a veces los seguros que ya tenemos contratados (hogar, coche, etc) pueden ser bastante.

Por ejemplo, si viajamos en coche, la cobertura del seguro nos va a valer para cubrir el envío de grua, custodia del vehículo y transporte alternativo para poder continuar el viaje.

Es importante que revisemos las condiciones de la póliza antes de salir de viaje, ya que aunque la cobertura geográfica es amplia, suele cubrir viajes por Europa y los países mediterráneos.

Si viajamos al extranjero, es recomendable revisar todas las pólizas, tambien la de salud, ya que no todos los países tienen una cobertura sanitaria pública y gratuíta.

Por lo tanto, si es una larga estancia, sí que es aconsejable contratar un seguro específico. Antes de contratar un seguro de asistencia sanitaria en el extranjero concreto, revisa los seguros ya contratados, ya que hay seguros de coche que cubren ciertos gastos sanitariolos, y algunas tarjetas de crédito también.

Si hemos contratado un viaje combinado (avión, hotel, excursiones, etc), es habitual que incluya un seguro de asistencia en viaje, aunque es bastante básico.

Exige la documentación con las condiciones del seguro, para asegurarte de las coberturas que tienes.

También podemos contratar el seguro con una entidad distinta a la ofertada por la agencia de viajes, por eso es importante verificar las coberturas que nos ofrece la propuesta de la agencia y compararlas con el importe de la prima.

Además, exige: copia de la póliza, sus condiciones limitativas y los números de asistencia.

No olvides cuando salgas de casa llevar: teléfono de asistencia y número de póliza por si fuera necesario.

En caso de que tengamos cualquier incidencia, no contratemos nada sin consultar con la entidad aseguradora si esta dentro de las coberturas, y ten la precaución de guardar las facturas de los medicamentos que hayamos tenido que comprar, asñi como de los certificados de asistencia médica.

Si consideramos que no se ha cumplido con algunas de las condiciones pactadas, debemos iniciar un procedimiento de reclamación, interponiendo una reclamacion ante el Servicio de Atención al Cliente de la Aseguradora.

Si en dos meses no se recibe respuesta o la recibida no es satisfactoria acudiremos al Defensor del Asegurado (si dispusiera de él), o al Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros.

Para cualquier consulta o reclamación puedes enviarnos un correo a la dirección: malaga@fedandalus.es o llamarnos al teléfono: 952 21 35 40.