Transcurridas las vacaciones de verano, somos muchos los que retomamos aquellas tareas que dejamos pendientes para el nuevo curso, como apuntarnos a una autoescuela.

Por ello antes de decantarnos por una autoescuela, no esta de más preguntar a alguna familiar, amigo o antiguo alumno sobre el trato recibido y el resultado obtenido.

La información de la autoescuela debe ser lo más clara y concisa posible e incluir los precios y los horarios de las clases prácticas y teóricas.

No obstante para una buena elección, es fundamental seguir estas medidas:

1. Solicitar información sobre la autoescuela.

2. No dejarnos llevar por mensajes tales como “garantizamos la obtención del carne sin esfuerzo”, los cuales no dejan de ser un reclamo publicitario, que está lejos de la realidad.

3. Comprobar que en el contrato figuren los siguientes conceptos:

-Precio de clases teóricas y prácticas.

-Precio en la tramitación de los documentos o el de renovación de los mismos.

Es importante leer con atención el contrato, por si contuviera alguna cláusula abusiva.

Ojo con letra pequeña en algunas ofertas que hacen ciertas autoescuelas, como prácticas en circuitos cerrados, o la necesidad de aprobar el teórico en un cierto tiempo. Si no la oferta no será tan beneficiosa como pensábamos.

Debemos asegurarnos de que los importes y conceptos que nos cobran son los reflejados en el contrato, y pedir justificante de los pagos realizados.

Por lo que respecta al contrato, vamos a leerlo detenidamente, antes de firmarlo, ya que existen cláusulas abusivas especialmente en ofertas y plazos. Estas debe coincidir con la publicidad, la cual se debe conservar junto con el contrato.

Algunas autoescuelas ofertan lotes como forma de descuento, en los que suelen incluir el precio de la matrícula y un número de prácticas que oscila entre las cinco y las veinte.

Ésta es una forma de abaratar el precio final aunque obliga al alumno a contratar un número de clases por adelantado y sin posibilidad de anulación si durante elvtranscurso del tiempo decide no recibir más. Ojo con ésto.

Debemos exigir nuestro derecho a recibir una formación de calidad desde el principio, lo cual incluye una explicación razonada de la materia.

Por lo que respecta a las clases prácticas el alumno tiene derecho a que el profesor oriente su aprendizaje, le corrija los fallos y le informe de sus progresos, para facilitarle el acceso a examen.

Ante cualquier problema o disconformidad con el servicio prestado, el usuario puede cumplimentar dicha hoja y hacer constar en la misma su queja o plantear su reclamación.

Si transcurridos 10 días no ha recibido respuesta, o la que ha obtenido no le satisface, puede contactar con nosotros en la dirección de correo electrónico malaga@fed-alandalus.es y en el teléfono 952 21 35 40.