Si durante las vacaciones en un despiste o descuido te das cuenta de que te han robado el móvil acude cuanto antes a la Comisaria más cercana, y relata los hechos ante la policía.

Además, si lo tenemos, debemos comunicar el IMEI de nuestro teléfono a los funcionarios. Ello va a permitir localizarlo y es fundamental para poder bloquear el teléfono completamente y asi evitar que alguien pueda usarlo o acceder a nuestros datos.

Para saber el IMEI revisa la caja del terminal, o tu factura.

Para solicitar el bloqueo de la tarjeta SIM, contacta con la operadora con la que tienes contratado el servicio o, mejor aún, acude a la tienda más cercana, donde te facilitarán un duplicado de la tarjeta para poder volver a utilizar la misma línea.

Cada vez más utilizamos el móvil para las gestiones cotidianas del día a día, desde reservar hora en el gimnasio al que acudimos, realizar operaciones bancarias a través de la app correspondiente, etc.

Es esencial que cambiemos todas las contraseñas o claves de acceso que te permiten hacer este tipo de operaciones, ya que puede ser que en alguna ocasión hayamos procedido a guardar la contraseña por comodidad.

Otra opción que podemos explorar es la cobertura del robo por parte del Seguro de Hogar.

Eso sí, la mayoría de las pólizas lo que cubren es el robo (con violencia e intimidación), no el hurto. Para ello es esencial haber denunciado antes a la policía.

Además, ante la aseguradora debemos presentar tambiénla factura del teléfono. Este documento es importante tanto para acreditar que eres su verdadero propietario como para conocer cuánto te costó y reponerlo.

Si te roban el móvil en el extranjero, los trámites a seguir son idénticos: acude a comisaria a denunciar los hechos, y para proteger tus datos y tu línea llama en cuanto puedas a tu operadora para bloquear la tarjeta SIM.

Sí además de tener la mala suerte de perder tu móvil, este cae en malas manos y hacen un uso fraudulento con él (por ejemplo, hacen una compra antes de que lo denuncies), te recordamos que la Ley de Servicios de Pago te protege.

Según la Ley, si tu teléfono almacena los datos de tu tarjeta o tienes instalada una app de pagos móviles, el usuario es responsable de los cargos que le hayan hecho por uso fraudulento hasta un límite de 50 €.

En caso de que tu entidad no quisiera hacerse cargo de las cantidades defraudadas,reclama ante el Servicio de Atención al Cliente de tu banco.

Para cualquier consulta sobre este tema puedes enviarnos un correo a la dirección:malaga@fed-alandalus.es o llamarnos al teléfono: 952 21 35 40.