Actualmente dependemos de los bancos para el cobro de nuestra nómina, pensión de jubilación o cualquier otro pago, así como para el abono de recibos. Pero en las relaciones del ciudadano a pie con las entidades bancarias, siempre se corre el riesgo de firmar unas condiciones que perjudiquen nuestra economía.

De ahí la importancia de conocer qué comisiones bancarias pueden cobrarnos y como reclamar en caso contrario.En primer lugar las comisiones siempre tienen que responder a servicios realmente prestados y aceptados o solicitados por el cliente.

Las entidades tienen la obligación de poner a disposición de los clientes, debidamente actualizadas, las comisiones habitualmente percibidas por los servicios queprestan con mayor frecuencia, así como los gastos repercutidos en dichos servicios y la periodicidad con que se aplican. Debe estar disponible en las sucursales bancarias, en sus webs, asi como en la web del Banco de España.

-¿Qué comisiones bancarias son legales?.

La norma general es que para que una entidad financiera pueda cobrar comisiones de forma totalmente legal debe cumplir dos requisitos: prestar un servicio real y solicitado por el cliente, y que los gastos del servicio se hayan efectivamente realizado. Veamos las principales Comisiones:

Comisiones de mantenimiento / de administración de cuenta

Normalmente serán legales, pero dependerá en última instancia de si se tienen acordados servicios adicionales con la entidad financiera.

El tener contratado únicamente una hipoteca, un depósito o una cuenta corriente sin más hace que los bancos no puedan cobrar comisiones de mantenimiento; si por el contrario se han solicitado a la entidad tarjetas, seguros o domiciliación de recibos, las comisiones de este tipo serán totalmente legales.

Comisión de descubierto

En la mayoría de los casos serán ilegales. Se supone que responden a los gastos que tiene que afrontar el banco para notificar al deudor de su cuenta en números rojos, pero en la práctica no ocurre eso.

Normalmente la entidad no informará al deudor o lo hará mediante llamada telefónica o correo electrónico, lo cual evidentemente no ha generado gastos que se puedan intentar cobrar con esta comisión.

Comisión de amortización anticipada

Son comisiones que la entidad percibe por permitir que el deudor de un préstamo abone el capital que debe antes de lo pactado. Se entiende que al amortizar el préstamo antes de tiempo causa un perjuicio a la entidad, ya que no se puede beneficiar de los intereses de la forma en que tenía previstos.

Por ello,suelen considerarse como legales en los casos en los que sus cantidades no son abusivas.

Comisión de estudio / apertura

La entidad argumenta el cobro de estas comisiones con el servicio que presta al estudiar la situación del cliente antes de contratar una hipoteca, un préstamo personal, u otros productos del estilo.

Por otra parte, sí es cierto que generalmente la entidad financiera se encarga de la redacción del contrato y cobra por ello una comisión por apertura. En estos casos sí que se desarrolla un servicio real al cliente, y por tanto puede cobrar su comisión siempre y cuando no sea excesiva.

-¿Como reclamo a mi entidad bancaria por el cobro de comisiones?

Debes presentar una reclamación ante la entidad, acudiendo al Defensor del Cliente o al Servicio de Atención al cliente de cada entidad bancaria. Es un departamento interno con autonomía necesaria para resolver estas reclamaciones. Cuando podamos acreditar que se ha desestimado nuestra pretensión, o que han transcurrido dos meses desde la presentación sin una resolución, podremos interponer una reclamación ante el Servicio de Reclamaciones del Banco de España, cuya resolución ha de ser motivada pero no es vinculante para las partes, aunque podrá emplearse para hacer valer nuestros derechos en los tribunales de justicia.

Para cualquier consulta o reclamación puedes contactar con nosotros en el teléfono 952 21 35 40 y en la dirección de correo electrónico: malaga@fed-alandalus.es