Aunque todavía quedan unos meses, hay muchas personas que ya piensan en las vacaciones de Navidad, y si se decantarán por alquilar una vivienda o por reservar un hotel. Es por ello por lo que desde Consumidores AL-ANDALUS MALAGA facilitamos las pautas para evitar los posibles fraudes en el alquiler vacacional

1. Revisemos el anuncio.

La redacción puede dar pistas sobre las verdaderas intenciones del anunciante, ya que a veces presentan una mala traducción al español, lo que hacen pensar que son mensajes automatizados, que lo que buscan es el fraude y conseguir que caigamos en el anzuelo.

2.Visitemos el inmueble.

Una de las estafas más conocidas es aquella en la que el supuesto propietario no puede enseñar la casa porque vive fuera de España, pero promete enviar las llaves a cambio de una señal. Pidamos fotos actualizadas e incluso un video grabado. Tambien podemos valorar su predisposición a recibir la visita de un posible amigo o familiar que tengamos en la zona donde se ubica la casa.

3. Exijamos un número de teléfono.

Si no es posible hablar por teléfono con el anunciante, lo más razonable es abandonar la idea de alquilar ese piso. Una práctica habitual es poner el anuncio con un e-mail y, una vez recibidos los contactos, contestar a los interesados desde otro e-mail, lo que dificulta el seguimiento en caso de denuncia.

Algunos estafadores ponen un teléfono auténtico, pero es solo un señuelo porque, al llamar, siempre está apagado o no hay respuesta.

4.Cuidado con la documentación falsa.

A veces son capaces de falsificar incluso una nota simple del Registro de la Propiedad o el último recibo del IBI. No obstante, es importante pedir al propietario esta documentación con el fin de comprobar la existencia del inmueble y su titularidad.

Incluso a través de Google Street View, podemos comprobar la situación del inmueble y ver si el exterior coincide con las fotos del anuncio.

En cuanto a las interiores, una búsqueda en Google Images permitirá saber si esas fotos se han usado en otras web con direcciones diferente

5. El contrato, indispensable

Siempre hay que firmar un contrato en el que queden reflejados los datos del arrendador y arrendatario, la situación del inmueble, las fechas de entrada y salida, la renta, la forma de pago, el inventario del piso, la entrega de llaves, las condiciones de cancelación, un teléfono de contacto de emergencia, etc

6. Entrega la menor cantidad de dinero

El objetivo del timador no es otro que sacar dinero, así que su mayor urgencia será cobrar la renta del alquiler –mejor si es en su totalidad- antes de que llegue el día del check-in.

Es normal que se exija una señal como reserva, pero no todo el montante del alquiler, y menos antes de ocupar la propiedad. Entreguemos siempre la menor cantidad de dinero posible para que la pérdida, en caso de producirse, sea mínima.

7. Denuncias rápidas

Tanto la Guardia Civil, a través de la Oficina de Delitos Telemáticos, como la Policía, por medio de la Brigada de Investigación Tecnológica, trabajan cada día para erradicar este y otros delitos cometidos en la Red. Cuando la sospecha de estafa se convierte en realidad, hay que acudir a la comisaría más cercana y denunciar el caso para que se lleven a cabo las actuaciones oportunas.

Para cualquier consulta envíanos un correo electrónico a la dirección malaga@fed-alandalus.es y o llámanos al teléfono 952 21 35 40.