Cada vez aumenta más el número de personas que acuden a inscribirse a un gimnasio, sobre todo después de los excesos de las vacaciones. No obstante, a la hora de decantarse por un gimnasio es fundamental tener en cuenta una serie de premisas:

1)  Hagamos una preselección de centros, teniendo en cuenta, el precio y si  nos exigen matrícula, las instalaciones y servicios, clases colectivas, localización y proximidad a nuestro lugar de trabajo o de residencia, etc.

2) Trás una primera selección, es importante que busquemos opiniones y comentarios en internet, o preguntemos a amigos y/o familiares que estén ya inscritos sobre aquellos aspectos a valorar para decantarnos por uno u otro.

3) Acudamos al centro con el objeto de verificar:

  • Accesibilidad.
  • Instalaciones deportivas: comprueba la limpieza y mantenimiento. Es esencial también fijarnos en las máquinas de cardio y musculación disponibles, así como en las salas de actividades colectivas.
  • Material: revisa el número y estado de mancuernas, colchonetas, etc.
  • Vestuarios y aseos. Deben estar limpísimos, en un número suficiente y cumpliendo las normas mínimas de seguridad e higiene.
  • Monitores suficientes en sala para mostrar funcionamiento de máquinas, etc.

4) Nos han de informar de forma clara y veraz antes de contratar de los precios, ofertas y los servicios incluídos en el precio final.

5) Contrato:  revisemos que aparezcan claramente los precios, el reglamento interno del centro y cualquier información relevante. Es importante leer detenidamente el contrato antes de la firma, para evitar sobresaltos a posteriori.

6) Elijamos gimnasios que admiten pagos mensuales, no abonos anuales, ya que si dejamos de ir, o por circunstancias sobrevenidas el establecimiento cierra sus puertas, vamos a a tener serias dificultades para recuperar el importe abonado.

CUIDADO con las cláusulas abusivas que nos pueden hacer firmar como por ejemplo que la empresa se reserve el derecho a revisar y actualizar sus tarifas, o a modificar los servicios y actividades ofertadas inicialmente, y se nos limite la facultad de resolución del contrato.

7) Han de ofrecerte distintas modalidades de pago.No tienen por que obligarte a domiciliarlos. Además están obligados a facilitarte un documento acreditativo de pago de cualquier cuota o servicio.

8) Normas de uso y existencia de hojas de reclamaciones. Ha de anunciarse las normas de uso de las instalaciones, así como la obligatoriedad de facilitar hoja de reclamación al usuario que lo solicite.

Para cualquier consulta sobre este tema acude a nosotros e infórmate en el teléfono 952 21 35 40 y en el correo electrónico malaga@fed-alandalus.es