Contratar un seguro por internet tiene muchas ventajas, entre las que destacamos la comodidad, rapidez, y el precio, que normalmente es más económico que si lo hacemos presencialmente.

Pero obviamente también conlleva unos riesgos si no sigues una serie de cautelas para asegurarte que tus derechos queden salvaguardados.

Es por ello, por lo que desde Consumidores Al-Andalus Málaga os damos una serie de recomendaciones para contratar un seguro con todas las garantías:

1.Comprueba la seguridad del sitio web.

En la barra del navegador deberá estar activo el protocolo de seguridad https:// delante de la URL de la página web, que también aparece indicado con un icono en forma de candado.

2. Verifica el precio definitivo.

Asegúrate de que el tarificador que estés usando sea fiable y te pida los datos básicos necesarios para poder ofrecerte una tarifa.

Las aseguradoras necesitan saber, por ejemplo, qué edad tienes, en caso de seguro de coche, los años de antigüedad del permiso de conducir, o en caso de seguro de salud, qué modalidad de seguro quieres (con copago, sin copago…).

En caso de que hayas consultado tu póliza en un tarificador que no te haya exigido todos los datos necesarios, te encontrarás con una tarifa orientativa pero no definitiva.

Este tipo de tarificadores te acabarán remitiendo a otra página web para que introduzcas de nuevo tus datos, esta vez completos.

Entonces después de haber repetido todo el proceso te encontrarás, probablemente, con un resultado final que diste mucho de la estimación inicial.

3. Calidad del seguro.

Es importante que tengas en cuenta la calidad de la compañía aseguradora, por ello, como un paso más dentro del proceso, deberás comprobar que tipo de aseguradoras aparecen entre los resultados que te ofrecen los comparadores y consultar en foros de opinión a otras personas que han sido clientes de las mismas.

4. Información detallada.

Exige que la información de los seguros aparezca de forma detallada, sobre las coberturas que incluyen y las que no, sólo así podrás conocer el producto y evitar las sorpresas.

5. Atención al cliente.

La página deberá disponer de un servicio de atención al cliente, sea vía telefónica o a través de un correo electrónico.

Asegurarnos de que todos los datos que hemos aportado en el formulario sean los correctos y no cometamos ningún error.

Sólo de esta forma podremos tener la certeza de que la Correduría de seguros o la Aseguradora no va a recalcular la póliza con los datos correctos.

Comparar precios de productos similares, teniendo siempre en cuenta que nos ofrecen las mismas coberturas.

Por ejemplo,no podremos comparar por igual dos seguros de moto, si uno de ellos incluye asistencia en carretera y el otro no.

Si tienes alguna controversia con una aseguradora lo primero es efectuar una reclamación al Defensor del Asegurado. Este organismo tiene dos meses para contestar.

Si no contesta o contesta en sentido negativo, el siguiente paso es formalizar la reclamación a la Dirección General de Seguros, adjuntando toda la documentación de la que dispongamos: póliza, reclamación efectuada al Defensor del asegurado, etc.

Si tienes alguna consulta o reclamación acude a nosotros enviándonos un correo a la dirección malaga@fed-alandalus.es o llamándonos al teléfono 952 21 35 40.