Las vacaciones de verano son bastante propicias para descansar bajo el techado de un chiringuito o restaurante.

Pero en ocasiones, debido a las altas temperaturas o a una mala refrigeración de los productos, el menú elegido puede derivar en una intoxicación alimentaría para las personas consumidoras.

Los síntomas de la intoxicación alimentaria pueden comenzar desde unas horas a días después de consumir el alimento en mal estado. Los síntomas podrían incluir: Vómitos, diarrea, fiebre, náuseas dolor abdominal, pérdida de apetito, debilidad y fatiga, etc.

A veces las afectaciones son relativamente leves, no yendo mucho más allá de una mala noche.

Pero tampoco son del todo infrecuentes los casos de mayor gravedad, ya sea por las características de las personas afectadas (edad, patologías prexistentes, etc.) o por las propias características de la intoxicación

Revistan mayor o menor gravedad las consecuencias de una intoxicación alimentaria, resulta evidente que las personas perjudicadas por hechos ostentan el indiscutible derecho a reclamar ante los presuntos responsables de la mencionada intoxicación.

Lo primero a tener cuenta  es que para iniciar la reclamación el daño tiene que estar ocasionado por la ingesta de algún alimento en ese restaurante.

Por ello desde Consumidores Al-Andalus Málaga os recomendamos acudir a urgencias cuando comiencen los síntomas y confirmarlo.

 Si es así debes pedir un informe, ya que será muy útil a la hora de iniciar la petición de responsabilidades al propietario del restaurante.

 Además es esencial guardar el ticket o factura. Es algo de lo que nos solemos desprender, pero es la prueba que demuestra que se ingirió el alimento que ha causado el daño.

 Para iniciar una reclamación deberás aportar la documentación que demuestre el hecho: informes médicos de urgencias y posteriores, el ticket del establecimiento y de otros gastos como de transporte al hospital por ejemplo.

Si tienes cualquier consulta o reclamación envíanos un correo a la dirección malaga@fed-alandalus.es o llámanos al teléfono 952 21 35 40. Te ayudaremos a tramitarla, y formularemos la oportuna denuncia ante la Administración competente.