Si han cerrado la empresa con la que contrataste, atento a nuestros consejos.

El cierre sorpresivo de una empresa puede suponer un auténtico quebradero de cabeza para los consumidores que han pagado por adelantado. El objeto del contrato