Las tarjetas de embarque ya no son necesarias para reclamar a una aerolínea.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dado la razón en un auto de 31 de octubre de 2019 a unos viajeros