Si tu banco te cambia las condiciones de tu cuenta corriente sin previo aviso, reclama.

 Un día de estos recibimos una notificación de nuestro banco en la que se nos informa de que, en un par de meses, nuestra cuenta