Con demasiada frecuencia nos llegan quejas sobre prácticas de empresas de recobro que a veces con sus actuaciones infringen la ley. 

El Código Civil regula en su artículo 1096 el derecho del acreedor a reclamar extrajudicialmente la deuda, así dispone que: «cuando lo que deba entregarse sea una cosa determinada, el acreedor, independientemente del derecho que le otorga el artículo 1101, puede compeler al deudor que realice la entrega».

Es decir, el Código Civil permite la reclamación extrajudicial de una deuda, actividad principal de las empresas de recobro, siempre que utilicen métodos legales y lícitos.

Cuando las empresas de gestión de cobros a través de sus prácticas de seguimiento al deudor o a través de las llamadas telefónicas a personas de su entorno divulgan datos relativos a su situación de morosidad sin su consentimiento, están vulnerando el deber de secreto que se regula en el artículo 10 de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD).

Tampoco es lícito que amenacen al deudor con su inclusión en los ficheros de solvencia patrimonial si no concurren los requisitos legales para tal inclusión.

A este respecto, solo podrán ser incluidos en estos ficheros de solvencia patrimonial los datos de carácter personal del afectado siempre que, tal y como recoge el artículo 38 del Reglamento de Desarrollo de la LOPD en su primer punto, haya una “existencia previa de una deuda cierta, vencible, exigible, que haya sido impagada (…) y que no hayan transcurrido seis años desde la fecha en la que hubo de procederse al pago”.

La inclusión de datos de carácter personal en un fichero de morosos sólo podrá efectuarse cuando exista una deuda cierta, vencida y exigible, que haya resultado impagada y cuyo pago se haya requerido previamente por el acreedor al deudor. El tiempo que podrá permanecer en este fichero no podrá ser superior a 6 años.

Si consideras que no debe ser incluido en el fichero de morosos, bien porque has procedido al pago de la deuda, o bien porque la deuda que consta a tu nombre en el mismo es inexacta o inadecuada, podrás ejercer el derecho de rectificación o de cancelación, mediante escrito adjuntando copia de DNI.

En el plazo de diez días deberán contestar, en caso de que no lo haga o de que sea denegada su solicitud, ya sea total o parcialmente, podrás presentar un escrito de reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, que deberá ir acompañado de la documentación acreditativa de haber solicitado la cancelación de datos ante la entidad que se trate.

Además, disponemos como mecanismos extrajudiciales  de la mediación o de arbitraje de consumo para poder solucionar la controversia. 

Si te encuentras en esta situación envíanos un mail a la dirección malaga@fed-alandalus.es o llámanos al teléfono 952 21 35 40 y te ayudaremos.